miércoles, 1 de diciembre de 2010

sudares


Adorna tu cuerpo mi pasión,
mordiscos, arañazos, carmín corrido…
rastro de una lujuria desata
que como un huracán te poseyó.

Tus besos clavados en mi cuello
que resplandecen como rojas rosas,
tu aroma de mujer que quedó pegado
en el dedo que profanó tu sexo…

Marcho azorado por tu cuerpo,
soñando en volver a gozarlo mañana…
respirando tu néctar lujurioso
que en mi dedo quedó para atormentarme
mientras me embriago de tu perfume...
sufriendo tu ausencia…



Romero de Buñol
01-12-10

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...