martes, 9 de febrero de 2010

Buenos días dulce Matilde


Buenos días dulce Matilde,
te imagino todavía tumbada,
adormecida en este despertar,
y yo, invadiendo tu belleza,
deleitándome, en la contemplación,
cómo el que sentado en la playa
ve la luna mecerse en las olas.
o tumbado bajo el manto de la noche
ve todas las estrellas allí, silenciosas.
Así permanezco yo en esta mañana,
sentado, silencioso, viéndote despertar,
llenando mi alma con esa belleza.

Si, se que tu no me vas a ver,
que el beso dulce que te dejo
como pago por tu belleza no lo ves,
que la rosa perfumada que dejo
ahí, en tu almohada, junto a ti
no la vas a ver.
Pero sé, que ahora cuando leas esto,
vas a recordar este momento
en que Morfeo te suelta de sus manos
y veras cómo su estaba ahí yo,
y entonces veras mi rosa junto a ti,
y la caricia de mis labios sobre los tuyos
deseándote unos muy buenos días.


Buenos días dulce Matilde.
Paco

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...