miércoles, 18 de diciembre de 2013

baila



Suena en el piano y los violines
la melodía de nuestro silencio,
esa rota…
disonante…

Hundes tus tacones  en mi tango.
Deja que la sangre inunde la desazón
que los instrumentos lloran junto a mi.

Pisotea cada compás,
clava tu mirada en mi alma
que abrazada doliente a tu cuerpo se balancea,
y tus tacones…
penetran hirientes
a cada nuevo acorde de este tango.

Baila…
balancea tu cuerpo abrazado al mío,
baila…
y que los silencio se rompan
en el lánguido compás de una parada…

Baila…
y deja que me desangre,
entre la melodía,
y la cadencia de tu tacones.

Romero de Buñol
18-12-13

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...