miércoles, 12 de octubre de 2011

otoño


Cae la lenta lluvia
en este  cansado otoño,
y tu y yo
la seguimos contemplando
al igual que vimos la primavera,
el verano…
cogidos al amor…

Sabemos que pronto
el frío nos invadirá,
que nuestros caducos
cuerpos fenecerán…
que lograran separarnos
por un tiempo indefinido,

Pero allí,
donde no hay mas otoño,
donde no hay primavera,
ni verano, ni invierno…
allí donde mi cuerpo no necesitaré,
algún día una nueva luz brillará
con el color
que sólo tu sonrisa posee,
con la frescura
con que tus besos llenaron mi vida.

Sabré que eres tú,
incorpórea, etérea,
y nuevamente nos abrazaremos…
y nuevamente la eternidad
se llenara de sentido.

Pero hoy…
todavía en cansado otoño
siento correr tu vida
cogida de mi mano…
y espero que ese frío invierno
tarde en llegar,
para amarte cada coche
con la ternura de un beso,
o la pasión desenfrenada
que tu hermosura infunde
a mi cuerpo de hombre…
y dar gracias por vivir…
y poderte amar en esta vida…
y en la que nos espera
tras cruzar el valle,
ese que nuestros cuerpos
no podrán atravesar….

Romero de Buñol
12-10-2011

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...