domingo, 3 de julio de 2011

esperanza


¿Por qué mi ser te quiere escribir hoy
si ya rompimos la barrera del tiempo,
si los adioses se olvidaron en las sabanas
y las flores marchitaron su podredumbre?

¿Por qué tu nombre se mezcla entre mis palabras
perfumando de añoranza los verbos
que tenían que ser de esperanza y color fuego?

No quiero respuestas, ni las busco,
tan solo el desconcierto me turba
y sé que sentada en el banquete de los dioses
de mí les hablas…

Mientras yo,
entre la gente te olvido,
y ofrendo mi cuerpo a cambio de caricias
que llenan mi alma,
y vacían mi espíritu,
y me llevan…
donde la nada lo es todo,
y los vivos como muertos
pasamos un día y otro día
y creemos que rebosamos vida.

Talvez viniste hoy a eso
a decirme que estas mas viva que yo,
que vago por esta sin rumbo,
con destino a ningún lugar,
escondiéndome en unos brazos
y diciendo “esto es felicidad”.

Talvez,
maté la esperanza…
cavé un profundo hoyo
y allí metí los planes de adolescente
dejando sólo fuera
los miedos,
las dudas,

Talvez…
creo que sí que sé por que viniste hoy,
y te mezclaste entre mis palabras
pues siempre quedas tú…
esperanza.

Romero de Buñol
03-07-2011

1 comentario:

Leo dijo...

Gracias por dejar tan bueno y exquisito poema; la esperanza y la nostalgia.
Saludos afectuosos.
Leonor.

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...