miércoles, 27 de abril de 2011

musas




Hay tantas musas
que arrancaron el canto a trovadores,
a las que no quiero para mi

Hay tantas musas
que se llaman dolor, miedo, terror,
y destrozaron el alma de poetas,
alzaron su pluma y le cantaron.
Pero yo…
no, no quiero cantarle a esas musas.

Tampoco quiero cantar a las musas llamadas,
hambre, penuria, miseria…
que forjaron el verso
en maestros de todas las artes…
No, no quiero cantarle tampoco a esas musas.

Desearía que dulces musas me auspiciaran,
que fuera la musa del amor,
que fuera la musa de la ternura,
que fuera la musa de la pasión,
que fuera la musa que nace en una caricia

Hay tantas musas…
que desearía que en mis manos
dejaran sus favores…
para poder ensalzar sus bellezas…

Romero de Buñol
27-04-11

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...