martes, 26 de abril de 2011

entregame


Entrégame el olvido,
el silencio en negro,
la locura del adiós…
la indiferencia.

Concédeme el perdón
de las horas muertas,
del hastío en la soleada tarde,
el titubeo en la cálida mañana.

Dame la esperanza
entregada en cada beso,
dame las ilusión
que en cada caria sembré,
dame, dame la fe
esa que día a día entregué.

Parto ya de tu vida,
parto sin rencor, ni amor,
parto sin dolor, ni temor…
parto sin nada,
tan solo el recuerdo…
donde el olvido pronto anidará,
y un triste silencio oscuro
tapará la memoria del hoy, del ayer…
y tu indiferencia…
me será indiferente.

Romero de Buñol
25-04-11

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...