lunes, 15 de noviembre de 2010

una hoja


Cada día te regalaré mujer,
una hoja en blanco,
para que en ella cinceles
las alegrías, los miedos,
las ilusiones y los anhelos.

Diariamente escribiremos
los brindis callados al alzar la copa
las sinrazones de lo obvio
las frustraciones de lo divino…

Si mujer, cada día,
y al final de algún mañana
todas juntas formaran un libro
cuyo titulo seguramente será:
“FELICIDAD”

Pues esta se escribe así
día a día ante una nueva hoja,
de blancas esperanzas…

Romero de Buñol
14-11-10

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...