domingo, 24 de octubre de 2010

dame un verbo


Dame un verbo
y con su infinitivo un mundo soñaré,
dejare elegir la conjugación
al viento que tras tu cabello huye,
el pronombre se lo dará el color
ese prendido en tus ojos.

Ojalá sea amar, mi verbo
amar con la locura del viento
amar con desesperación,
amar incontroladamente
amar tu bello cuerpo…

Espero no tener que conjugar
jamás el verbo olvidar,
ni morir en la indiferencia.
Bailar el dolor del amor,
pero abrazado al perdón.

Sí, dame un verbo,
dame el verbo amar,
y yo lo conjugaré sobre ti
de todas las formas soñadas,
aunándolo con la esperanza,
cubriéndolo con el cariño
que en tus besos me regalas.

Dame un verbo,
ese prendido en tus ojos,
el verbo amar.

Romero de Buñol
23-10-10

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...