jueves, 7 de octubre de 2010

calla noche, calla


Calla noche, calla,
déjame envolverme en su desnudez,
déjame perderme en su sinrazón
deja que mi yo se pierda por su cuerpo,
y entre mordiscos y besos aullemos.
Amarrado a su cuerpo de canela
descubriré el destino de los dioses,
galoparé a oscuras, jadeante,
cabalgaré sobre ella frenético
para llevarla al paraíso,
ahí donde su gozo estalla una vez tras otra,
y donde mi rendición de hombre
sobre su moldeado cuerpo bronceado
brindo.
Entre suspiros, jadeos, besos…
mi amor, al final sale mi palabra
dilatada en tantos olvidos
mi amor te quiero.


Romero de Buñol
07-10-10

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...