lunes, 2 de agosto de 2010

cabrero y de barro


Así soy,
Cabrero y de barro como decía el poeta,
cabrero por que soy del pueblo,
y nací cómo niño yuntero, para el campo.

Luchar y mal vivir mi sino, como el tuyo,
rezar que el sol de justicia nos de un respiro
y no llague nuestra piel, y mañana
seguir arando en esta vida, que nos condena.

De barro soy,
al igual que tú, al igual que él,
pues en la misma marmita nos amasaron,
y no hay diferencia entre un rey y tú
ni entre una prostituta y una ministra.

Somos del mismo barro,
y ya nadie me dirá que es más que yo,
ni nadie me verá por encima de él,
pues cabrero soy, y vine a esta vida
a arar mi campo de espinas,
y si el tórrido sol lo permite
coger tu yunta, y arar junto a ti.

Hermano de barro,
negro, indio, nórdico, hispano,
yuntero como yo,
recuerda, por más que ello lo nieguen,
se amasaron en la misma marmita
y son igual que nosotros, del mismo barro
por mas que se llenen de joyas y lujo.
así pues… no te sientas menos que ellos
somos de la misma pasta.

Paco
02-08-2010

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...