sábado, 5 de junio de 2010

la plaza de Babel


Una plaza transitada,
llena de gente deambulando,
unos en una mesa hablando
otros en otra también hablan.

Unos hablan en un idioma
desconocido,
los otros en otro distinto,
aquellos de allá otro más.

Nadie entiende al de alado,
de grupo a grupo cambia,
chino estos,
alemán aquellos,
esos de ahí parecen ingleses,
y ese idioma… nunca jamás lo oí.

De pronto veo una mirada
que llega a mí y me recorre,
miro su ojos grises y profundos.
Bellos y dulces como toda ella,
silencios sonrío,
y callada me devuelve una sonrisa.

Alzo mi copa en señal de brindis
y ella emula mi acción con la suya.

Sin palabras, sin sonidos
en medio de la plaza de Babel
mantenemos una conversación
de deseos y anhelos
que con un beso y cogidos de la mano
salimos…
Ya aprenderemos a hablar otro idioma
de momento… hablan las miradas,
hablan los roces, los anhelos…
y la dulzura de sus ojos dicen…
no temas… para qué hablar.

Paco
05-06-2010

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...