jueves, 18 de marzo de 2010

la mujer del libro


¿Por qué vengo a este parque?
ni yo lo sé,
tan sólo sé que lo prometí
al anciano que en el habitaba.
Que vivía en mi casa,
compartía ilusiones con mi familia
y el día en el parque.
Hablaba con las palomas,
a la fuente le contaba sus penas
y el agua una a una se las llevaba.
A las rosaledas le contaba de esa mujer
que estaba en casa,
y ellas, sus más linda rosas le mandaban.
En este mismo banco lloró,
en su soledad
en este mismo banco canto
por su júbilo
en este mismo banco se emocionó
el día que yo nací.
En mi infancia me traía a jugar,
a correr tras las palomas.
En mi adolescencia… aquí me perdía
para probar los goces de los besos,
las caricias que prometían mañanas,
las hieles de las despedidas…
Poco a poco fui conociendo la magia
que entre setos, rosaledas, árboles
bancos y fuentes encierran.
Poco a poco fui comprendiendo
aquel viejo que dormía en casa
y en el parque vivía…
Poco a poco fui viniendo todos los días
después de comer,
con mi libro,
con mis recuerdos,
a rendirle tributo a aquel ser que me quiso tanto,
y ante su lecho fúnebre le prometí
que en el banco del parque…
todos los días me acordaría de él,
todos los días me acordaría de mi abuelo
el abuelo del parque.


Paco
18-03-10

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...