jueves, 22 de octubre de 2009

tiempo




En la ingravidez del tiempo
mora el sueño prendido,
vive la ausencia del cariño,
reside el anhelo incorrupto.

Rimaremos la espera con la paciencia
plantando el olvido de lo vivido
en el pantano de los dulces recuerdos,
para en noches recoger el fruto melancólico.

Alimentaré el mañana,
con los sueños ingrávidos
y la esperanza anhelada,
para vivir… el tiempo de tu ausencia.

Paco
22-10-09

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...