jueves, 18 de junio de 2009

cálida madrugada


Al despertar la cálida madrugada,
riego tu cuerpo de dulce miel,
con las caricias que en la noche soñé.

Imaginé que mis dedos corrían tu cuello,
se deslizaban suaves, como una brisa,
y bajaban por tu espalda, y subían de nuevo.

Mis labios imitaban el juego, y beso a beso
escribí poemas de amor en tu piel desnuda,
que bajaban por tu espalda y subían de nuevo.

Al despertar me miraste cómo te acariciaba,
me besaste y me preguntaste por qué no te amaba,
mi alma se llenó de gozo y sentí que tu amor
bajaba por mi espalda y subía de nuevo.

Trepidante escalofrío de placer al entrar mi sexo en ti.
llenar mi cuerpo con tus caricias y tus uñas
que bajaban por mi espalda y subían de nuevo.

Alarido de placer, mi orgasmo,
con el que riego tu cuerpo de dulce miel,
al despertar la cálida madrugada.

Paco
18-06-09

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...