viernes, 15 de febrero de 2013

visita


Corría la noche
cuando la muerte llamó a mi puerta.

No quise defraudarla,
la invite a que pasara,
hable con ella, bebimos juntos

Llegado el momento
me dijo que no venia a por mi
le pregunte a por quien venía si yo vivía solo,
dijo que nunca se dice a por quien va.

A la mañana siguiente
mi casa parecía muerta,
sin luz,
sin una risa,
sin nadie mas que yo
deambulando por sus vacíos pasillos…

¿A qué vino a mi casa?
¿Qué se llevó de ella?
yo…
comencé a morir esa noche.

Romero de Buñol
15-02-13

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...