sábado, 3 de noviembre de 2012

un arbol



Querido maestro,
hoy mi poema no será de amor
pues hablará de un árbol
que triste al lado del camino
ve pasar la gente…

Hablará de la gente
que en él grabó en un corazón
dos iniciales…

Hablará de la gente
que en el se escondía
para darse unos besos
que nadie debían de ver…

Hablará…
de la primavera
que lo vestía de verde…
y del otoño que los deshojaba.

Hablará de años…
de la caricia del tiempo
que lleno su joven tronco de grietas
donde los pájaros anidaron
llenado nuevamente de vida
aquel viejo tronco…

Pero ves maestro…
al final todo es amor también,
escondido en todo esta vida se haya
por mas que lo intentemos acallar.


Romero de Buñol
03-11-12

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...