martes, 23 de octubre de 2012

entre encajes


Los encajes de tu lencería
cubren los obsequios
que tu cuerpo tiene para mi…

Esos senos que impetuosos
luchan por salirse de los bordados
me llaman…
pero es tu boca,
pero son tus labios, es tu lengua…
las que gozo.

Mientras…
tus dedos acarician mis piel
que desnuda desea amarte.
Mis dedos…
escandalosamente excitados
encuentran la ofrenda
que bajo tu lencería
húmedamente me aguardaba.

Y sí…
mientas mis dedos
entran y salen de ti
yo me pierdo en el roce
de toda tu desnudez
con mi lengua...

La excitación
vuelve a encontrar nuestras bocas
que enrabiadas de deseo
se deshacen en la locura de un beso…
que no muere…

Otro más…
otro beso…
y nuestros cuerpos enajenados
copulan sin razón,
copulan con la abnegación
de la conciencia…
sumidos en el grito
que rinde el cuerpo
al placer…

Romero de Buñol
23-10-12

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...