jueves, 17 de mayo de 2012

Vino

Vacío el vino
sorbo a sorbo
en mi boca.

No,
no distingo su sabor,
y tampoco me importa,
que más me da si es bueno
o de los que llaman de garrafón.
si lo único que pretendo de él
que te saque de mi
o que me llene de ti.

Bebo,
y vacío nuevamente mi copa
alzándola al viento,
chocándola en el recuerdo perpetuo
de aquel ultimo beso
gastado en el tiempo.

Sorbo a sorbo
entra en mi el vino,
me llena con todo lo que no deseaba,
y ya ebrio
te veo nuevamente
atravesando mi vida…
Sonrío,
me acerco la copa a mis labios,
y trago y otra vez te digo adiós.

Romero de Buñol
16-05-2012

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...