domingo, 29 de abril de 2012

Dos lagrimas


El poeta sigue callado
mirando la nada de su vida…
creyendo que sólo él sufre.

No vio a María esconderse
de las torturadoras manos
del que compartía alianza…

Ni vio al niño tirar sus juguetes
para volverse hombre, asir un fusil
y matar con rabia a otros
que solo los separaba un ideal.

Sí poeta,
tu escribe a la crisis,
creyendo que es lo grave de la sociedad.
Escribe al cazador de elefantes,
destrónalo en tus versos.
Escribe al candidato electo
que hunde la nave que gobierna
recorte tras recorte…

Tu como buen poeta
se la repulsa del pueblo…
yo, lloraré…
déjame llorar hoy…
y que mi palabras acompañen
la desesperación de esa mujer
que se esconde temerosa…
de la mano justiciera,
de la mano… que un día le caló la alianza
en un sí quiero.

Y déjame llorar
por todo ese niño
que cambio un parque
por una trinchera…
y unos cuentos…
por la pesadillas de matar…

Déjame hoy llorar a mi,
déjame que mi ser se estremezca
por el dolo de esas dos lágrimas
que no pueden llorar.
Déjame que hoy sea yo llanto silencio.

Romero de Buñol
28-04-12

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...