martes, 3 de enero de 2012

déjame


Déjame endulzar mi boca
con la suavidad de tu piel,
Déjame dulcificar mi vida
saboreando los cálidos besos
que adormecidos en tu boca
despertaron mis pasión.

Mañana,
tal vez no amanezcas a mi lado,
tal vez huyas en la noche,
tal vez me desvanezca yo…
como efímero sueño irreal…
pero tu sabor a mujer
inundará mi alma mortal
y por una vida
endulzarán mis sentidos…
que hoy enloquecen por ti.

Romero de Buñol
03-01-2012

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...