sábado, 10 de diciembre de 2011

olvido


El olvido
cubre mi cuerpo,
su frío,
su inerte sensación,
viste mi ser.

El abandono
de la conciencia
corre por mis venas.

Ni tu nombre,
ni tu imagen,
ni el calor de tus yemas
sobre mi rostro
roto por el tiempo
rescataran ya mi alma
que muere cubierta
por el manto del olvido.

Ya  mañana,
nacerá un nuevo día,
y en él no estaré,
ya nada de mi se dirá…
habré vivido,
habré muerto,
me olvidaran…
y en el dolor del olvido,
un llanto,
una lágrima,
nacerá en tus ojos…

Volveré,
volveré a sentir tu calor,
en un abrazo
donde no me veras,
ni me sentirás…
y besándote,
desde el olvido…
te amaré.

Romero de Buñol
10-12-2011

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...