miércoles, 9 de noviembre de 2011

despertar


Tu cuerpo al trasluz,
desnudo,
viendo llegar la mañana,
con el suave calor primaveral,
vistiendo el deseo
que  te cubre esta mañana.

Yo, tumbado en el lecho
te contemplo absorto,
y revivo las caricias
que tu cuerpo hacian al mio.

Saboreo nuevamente
la absenta que en tus labios hay,
la lujuria que en tus besos emana,
la sinrazón que tu cuerpo causa.

Yo, tumbado en el lecho
te contemplo absorto,
y te llamo,
me miras, sonríes,
y alocadamente te vienes
para rehacer el frenesí
con el que despertaste esta mañana.


Romero de Buñol
09-11-2011

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...