miércoles, 12 de enero de 2011

vida



Sentado en el fin de la tierra,
ahí donde rompen los sueños,
donde el río se amansa,
y las gaviotas alcanzan su luz,
me invade una pregunta,
tan vieja y raída como la vida.
Supongo que las mismas respuestas
caen sobre mí, y yo…
Sigo los caminos de los mismos,
con las mismas dudas,
con los mismos miedos.

Y hoy, ante ellos,
sentado en el fin de la tierra,
donde se rompen sueños
propios y ajenos….
medito.

¿Cuál es el sino de mi vida?
¿Ser feliz?
¿Hacer feliz?
¿Amar?
¿Ser amado?
¿Compartir las alegrías?
¿y los miedos?

Medito sentado en el fin de la tierra,
viendo como las gaviotas alcanzan su luz…
y la mía…
sigue temblando en la oscuridad
esa que se halla ante del amanecer
en el acantilado de lo misterioso.

Romero de Buñol
12-01-11

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...