lunes, 24 de enero de 2011

mañana


Déjame amor que te hable de un mañana,
sí, un mañana donde la libélula volará
por el remanso de paz donde florecen las tulipas,
donde los nardos perfumarán un día azul
de temperatura suave, tan suave como tus labios.

Si amada,
llegará una mañana de semblante primaveral
donde las aves piaran alegres
y beberán las agrias lágrimas que hoy lloramos
por las inclemencia de la oscuras tardes…

Tan sólo puedo hablarte de ese mañana
y esperar que tu fe los visualice…
para caminar junto a mi por esta laguna
llena de guijarros y dolorosas penas…

Ahora te hablaré de lo que será la felicidad
y siembro esperanzas para que veas…
la libélula volar entre las tulipas
en un valle de esperanza y amor…

Romero de Buñol
24-01-11

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...