viernes, 14 de mayo de 2010

invadí tu reino



Hoy abriste la puerta de tu deseo
y como soplo de aire fresco besé tus labios.

Invadí tu reino de anhelos callados,
ya no habían palabras, ni idiomas,
tan solo la vibración de nuestras almas,
el crepitar de nuestros sueños.

La sutil sinfonía de tu sinrazón
sonaba frenética en tus labios,
que caprichosos cantaban calidos,

Mi alma perdida en ayeres
de pronto se iluminó ante tu puerta,
y al unísono nos perdimos de nuevo
ante el umbral de tu reino eterno,
besándonos…
llenando cada molécula,
llenando cada átomo de amor.

Con el vibrar de nuestras almas,
transformando el yo en nosotros,
y la vida en sueño.

Paco
13-05-10

1 comentario:

Mery Larrinua dijo...

..."vibracion de nuestras almas"...
cuanto me hace sentir!
un abrazo

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...