miércoles, 21 de abril de 2010

gocemos


Ríndeme tu juvenil cuerpo
al deseo de mis caricias maduras.
Gocemos a escondidas de la sinrazón
que nuestra lujuria esconde.
Gocemos sin medida de las sabanas
camuflando la mentira del amor.
gocemos… sin más…
gocemos.

Rindo mi cuerpo llagado de madurez
al terciopelo de tu juventud,
ofrendo la derrota gloriosa
a la avidez de tu lozanía.

Hundiré mi maltrecho ser vencido
al recuerdo eterno de tu cuerpo,
que jadeante sobre mí gozó
en una coche a las puertas de abril
bajo la luna que el cielo guiaba.

Paco
21-04-10

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...