lunes, 19 de abril de 2010

felicidad


El viento me trajo el aroma
de unos ojos color turquesa,
perdido en sus mares soñé,
jugué a que sus labios besaba,
que su cálido cuerpo amaba,

Ellos me miraban calidos,
silenciosamente me decían “ámame”,
sin palabras, sin caricias,
caí en el mar de sus deseos,
ahogando esta noche mi soledad
que se fue con un viento fresco
que alguien lo llamó felicidad.


Paco
19-04-10

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...