martes, 2 de marzo de 2010

carcelera


Carcelera del deseo,
del mío peregrino,
que en ti anda atrapado.

Férreos barrotes tu ojos,
que impiden la huida
de mi alma apasionada.

Puerta infranqueable
tu dulce sonrisa…
que pierde mi ser en su deseo.

Carcelera…
de mi deseo peregrino,
que de ti… no se puede fugar.

Y ahí anclado espera
su condena de olvido…
o el beso…que le dé su libertad.

Paco
03-03-10

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...