domingo, 25 de octubre de 2009

Roto



Roto de ira chillé,
y la noche calló.
Desolado clamé al cielo,
y las estrellas enmudecieron.

Tan sólo mis lágrimas hablaban,
lloraban penas no olvidadas,
cicatrizaban heridas de amores,
de besos quebrados en el silencio.

Tan sólo mi pena respondía a mis gritos,
tan sólo mi yo me entendía…
ni la noche, ni las estrellas, ni ella… la luna
comprendían mi ira que gritaba,
ni la desolación que en la noche rezaba…
tan solo mi yo…
O… ¿Tampoco él me comprendía?

Paco
24-10-09

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...