miércoles, 28 de octubre de 2009

cafe de las horas



Caen las rimas colgadas de las horas,
entre cafés y copas precipitan,
y el tiempo… se pierde entre palabras y versos.

No hay horas en el café,
ni café en la horas
pero está el Café de las Horas
donde llueven los poemas,
llenando de magia sus salones.

Poetas y feligreses emocionando
los jueves… vamos a recitar,
a convertir en palabras…
sueños, lágrimas, emociones…
o simplemente…
la belleza de lo que sea…
convertirla en rimas, o sin rima.

Y sentado delante de un café,
o talvez un te, o un agua…
en el Café de las Horas…
dejar corre las horas…
entre los versos no olvidados.


Paco
28-10-09

pacocao2002@yahoo.es

TRADUCTOR...